A empresas de telecomunicaciones

Ante cualquier tipo de problema que se nos presente en el uso de un servicio de telecomunicaciones con una operadora, ya sea de telefonía fija o móvil, Internet, etc. lo primero que podemos hacer es presentar una reclamación ante las oficinas comerciales del operador, siempre antes de que haya pasado un mes desde que haya sucedido el hecho que motiva la reclamación.

El operador de la compañía de que se trate tiene un mes para contestar y en el caso de que no conteste o que simplemente desestime la reclamación, podemos plantear nuestra queja ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Tervicios de la sociedad de información, perteneciente al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La legislación aplicable se encuentra en el artículo 61 del real decreto 1736/1998 de 31 julio por el que se aprueba el reglamento que desarrolla el título tercero de la ley General de telecomunicaciones en lo relativo al servicio universal de telecomunicaciones y a las demás obligaciones de servicio público en la prestación de los servicios

En Iglesias y asociados tenemos suficiente experiencia para poder asesorarle desde la primera reclamación, evitándole largas esperas y pérdidas considerables de tiempo.

Servicios